banner

Componente 2

Componente 2: Efectividad de gestión de áreas protegidas y paisajes

• Capacidades institucionales para manejo de áreas protegidas (desarrollo/renovación de planes de manejo, asignación de recursos humanos y financieros, planificación financiera, monitoreo y fiscalización)

• Declaración de zonas de conectividad, con planes de manejo y zonificación, e infrastructura/equipos.

• Aumento en efectividad de manejo de APs

• Mejoramiento en la condición de los núcleos de DB

• Aumentos en el estado de conservación de especies amenazadas en APs

• Ampliación de la superficie de áreas de conectividad

 

PRINCIPALES RESULTADOS                                                    

• Protocolos de monitoreo

• Actualizados los índices de integridad ecológica

• Actualizados los índices de fragmentación de las cuatro REDS

 

CONTACTO: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla., Jefe de componente

 

 

 

 CORREDORES BIOLÓGICOS

Los macizos montañosos de Cuba representan centros de biodiversidad, refugios climáticos y sitios exclusivos de muchas especies endémicas y amenazadas de plantas y animales. Al igual que el resto de la isla, la vegetación natural en estos macizos muestra de altos a moderados valores de fragmentación. Como parte del proyecto GEF-PNUD “Un enfoque paisajístico para conservar ecosistemas montañosos amenazados”, Conectando Paisajes se han identificado y delineados corredores biológicos en cada una de las regiones especiales de desarrollo sostenible (REDS): Guaniguanico, Guamuhaya, Bamburanao y Nipe Sagua Baracoa

Los corredores biológicos son franjas de vegetación más o menos continuas que conectan áreas protegidas (APs) dentro de un paisaje agrícola o altamente fragmentado y modificado. Estos corredores deben permitir el movimiento de los animales entre estas APs, aumentado la capacidad de colonización y dispersión de estas especies a nuevas zonas, disminuyendo la probabilidad de que se extingan.


El diseño de los corredores entre APs incorpora al menos una ruta de conectividad (zonas prioritarias para la conectividad), que constituye el núcleo del corredor y donde se deben realizar acciones de manejo que incluyan el mantenimiento o restablecimiento de un continuo de cobertura vegetal. Además de estas rutas, los corredores incorporan zonas de amortiguamiento. En estas zonas viven las comunidades y se desarrolla la actividad productiva y los suelos pueden tener diferentes usos (cultivos forestales y agrícolas); siempre en armonía con la naturaleza (e.g. la siembra de árboles nativos).


En la implementación de Corredores Biológicos radica el impacto socio-ambiental del proyecto Conectando Paisajes. Estos acompañados del Ordenamiento Ambiental, las zonas prioritarias para la conectividad, el adecuado manejo y gestión del espacio agro-forestal que separa las APs (enfoque de paisaje), representan una forma novedosa de conservación, que podría constituir una nueva categoría de manejo dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. Adicionalmente representan una plataforma para incorporar a diferentes actores del sector productivo estatal (e.g. empresas agro-forestales, silvopastoriles, etc.) y privado (fincas y cooperativas agropecuarias) a la protección de la biodiversidad en el archipiélago cubano.

Guaniguanico

Guamuhaya

Bamburanao

Nipe-Sagua-Baracoa