banner

Corredores biológicos

Corredores Biológicos

Corredor Guaniguanico  Corredor Guamuhaya

Los corredores biológicos son franjas de vegetación, más o menos continuas, que conectan áreas protegidas dentro de un paisaje agrícola o altamente fragmentado y modificado. Estos deben permitir el movimiento de animales entre estas áreas protegidas, aumentando la capacidad de colonización y dispersión de estas especies a nuevas zonas.

A través del ordenamiento ambiental y el adecuado manejo y gestión del espacio agro-forestal, que separa las Áreas Protegidas, los corredores representan una forma novedosa de conservación y podría constituir una nueva categoría de manejo dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP). Adicionalmente
representan una plataforma para incorporar a diferentes actores del sector productivo estatal y privado a la protección de la biodiversidad.

La sostenibilidad a largo plazo de los corredores biológicos dependerá de la creación de un marco legislativo y de la incorporación de las comunidades locales a la gestión y a las acciones de conservación, a través de programas de educación ambiental, así como el pago por servicios ambientales a los finqueros y cooperativas agroforestales. (FONADEF y otros instrumentos de incentivos)

Corredor Bamburanao  Corredor Nipe-Sagua-Baracoa

Los corredores biológicos incorporan al menos una ruta de conectividad entre Áreas Protegidas, las que constituyen la zona prioritaria y el núcleo del corredor. Además se incluyen zonas de amortiguamiento que pueden tener diferentes usos del suelo (cultivos forestales y agrícolas).