banner

Recursos

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Maecenas  a tempus purus, in bibendum nisi. Nullam odio orci, imperdiet in volutpat lacinia, congue eu nisi..

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Maecenas  a tempus purus, in bibendum nisi. Nullam odio orci, imperdiet in volutpat lacinia, congue eu nisi..

Educación ambiental

I TALLER DEL SISTEMA NACIONAL DE EDUCACIÓN (SNE) PARA EL PROYECTO “CONECTANDO PAISAJE”

Del 6 al 9 marzo se celebró en Trinidad Sancti Spíritus el I Taller del Sistema Nacional de Educación para el proyecto “Conectando Paisaje” al mismo acudieron asesores metodológicos del SNE y especialistas ambientales de las provincias relacionadas con las áreas de intervención del proyecto. Participó además la Dirección de Medio Ambiente del CITMA que presento el nuevo Programa Nacional de Educación Ambiental 2016-2020. El resultado fundamental del taller fue el inicio de la preparación del folleto “Manual de círculos de interés para escuelas ubicadas en las montañas”.

   

 

ACTIVIDADES DE EDUCACION AMBIENTAL

Educación ambiental en Pinares de Mayarí.

Día Internacional de las Montañas: 

  • Concurso infantil “Cuidemos la biodiversidad en ecosistemas montañosos”.
  • Intercambio de experiencias con trabajadoras del vivero forestal de Pinares de Mayarí.
  • Siembra de árboles
  • Encuentro con los pioneros de la escuela primaria   “Aleida Fernández” de Pueblo Nuevo

  

 

Día de la montaña en Santiago de Cuba

  Escuelas rurales, II Frente y Julio Antonio Mella.

  

 

Bamburanao

Actividades escolares y con adultos mayores

  

Áreas Protegidas

AREAS PROTEGIDAS EN EL PROYECTO

 

GUANIGUANICO
Viñales 11,120 ha
Mil Cumbres 14, 059 ha
Las Peladas 214 ha
El Mulo 281 ha
El Salón 382
RB Sierra del Rosario 24, 154 ha
Pan de Guajaibon 837 ha
Reserva de San Marcos 259 ha

 

BAMBURANAO
Jobo Rosado 4,181 ha

 

GUAMUHAYA
Lomas de Banao 6,091 ha
Topes de Collantes 20,135 ha

 

NIPE-SAGUA-BARACOA
Pico Cristal 18,540 ha
Mensura-Piloto 8,486 ha
Alejandro de Humboldt 68,430 ha
Yunque de Baracoa 2,145 ha
Yara Majayara 1,763 ha
Cañón del Yumuri 911 ha
Baitiquiri 2,875 ha
Cuchillas del Toa 116,070 ha

Paisaje

El proyecto “Un enfoque paisajístico para conservar ecosistemas montañosos amenazados” (Conectando paisajes) propone un cambio de paradigma en la conservación de la biodiversidad y la gestión de áreas protegidas en Cuba, desde un enfoque de paisaje que integre las áreas protegidas y sus áreas de influencia. El enfoque de paisaje es el modo de manejar, de manera práctica e integral, el hábitat, a nivel del paisaje. Este concepto implica la aceptación intrínseca del ser humano como componente del paisaje. Una nueva manera de conservar la biodiversidad, a escala paisajística, mediante la conectividad de los ecosistemas montañosos, donde se integran intereses económicos y conservacionistas, de manera armónica, en función de mitigar las pérdidas y aumentar la capacidad de generar bienes y servicios ambientales para mejorar el bienestar social de los pobladores de las montañas.El Proyecto es representado por el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) y su Agencia de Medio Ambiente (AMA), quien encarga para su coordinación principal al Instituto de Ecología y Sistemática (IES) junto a otras instituciones, acompañados del Ministerio de Agricultura. El financiamiento para su ejecución es donado por el Fondo para el Medio Ambiente Global (GEF) a través de la agencia implementadora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en un período de de 8 años desde el 2014 al 2022. La implementación se realiza a través de tres resultados principales: Marco sistémico para la gestión del paisaje; Efectividad de la gestión de las áreas protegidas; y Sistemas de producción compatibles con la conservación y la conectividad; en cuatro áreas de intervención: Guaniguanico, Guamuhaya, Bamburanao, y Nipe-Sagua-Baracoa.

          

Una efectiva gestión del paisaje sienta las pautas que se necesitan para la conservación de la DB, lo que reduciría un porciento elevado la vulnerabilidad de la DB y aumentaría indiscutiblemente la producción de bienes y servicios ambientales, para así mejorar la calidad de vida en las montañas.